sábado, mayo 25, 2024

Enfermos mentales víctimas de los enfermos de insensibilidad

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Por Petra Saviñón. –

Las enfermedades mentales desgastan a paciente y a cuidador, son crueles, ya lo he dicho y lo reitero y repetiré, son crueles por el gran daño que causan a la persona, aunque reciba toda la comprensión, toda la ayuda que merece para lidiar.

Pero es más cruel que gente deshumanizada, perversa, crea que esas patologías le dan paso para maltratarlos, denigrarlos, como si no tuvieran suficiente castigo con su pesada cruz, de caoba, como decía mi amigo Abraham, que confío esté en un lugar como el que ayudaba a crear en la tierra.

Las burlas que reciben esos seres en las calles, en los vehículos y en otros escenarios públicos son dolorosas y reflejan la calidad humana de quien las profiere, si cabe el concepto para aplicarlo a esos entes, engendro a saber de quién.

Tan lejos llega la crueldad, que estos enfermos son víctima hasta de las aberraciones más abyectas, propiciadas por otros enfermos de insensibilidad, de falta amor propio que les impide amar a su prójimo.

Las políticas de salud son deficientes, desprotegen al ciudadano sin importar su mal, pero en casos tan trágicos como las perturbaciones mentales, las autoridades evidencian aún más su grado de abandono inmisericorde.

Sin planes certeros para enfrentar esta pandemia, sin unidades, personal ni medicamentos suficientes, los que deben socorrer suman incertidumbre, impotencia, desesperación a esos afectados y claro, a sus familias.

¿Cuándo ayudarán a que salga el sol para los que solo ven estas nubes grises?

spot_imgspot_imgspot_img

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias en tu casilla de email.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Anuncio -

Más popular