sábado, mayo 25, 2024

Inestabilidad política y social de Haití puede convertirse en amenaza para toda la región

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

El presidente Luis Abinader en su discurso ante la 78° período de sesiones de la ONU reveló que Haití hoy no solo sufre de una tragedia medioambiental sino también una inestabilidad política y social que puede convertirse en una amenaza para toda la región.

“Tenemos la necesidad de que esta comunidad de naciones asuma de una vez y por todas el tema haitiano como uno de altísima prioridad y de permanente seguimiento” expresó.

Asimismo,  informó que la comunidad internacional debe conocer que el río Dajabón en el que los particulares haitianos han retomado la construcción del canal ilegal en territorio haitiano para extraer agua en violación de los tratados fronterizos dominico-haitianos,  tiene su mayor parte en territorio dominicanio con un 55% kilometros de recorrido,  y  solo dos kilómetros de este pertenece al territorio haitiano.

“La idea de ese proyecto nunca fue comunicada oficialmente al gobierno dominicano ni se suministró documentación sobre su envergadura , su impacto ambiental y la identidad de sus beneficiarios finales” manifestó.

Consecuencias

El mandatario  reveló que los análisis que realizados demuestran que la obra pone en riesgo el acceso al agua de centenares de familias agricultoras dominicanas y haitianas, podría inundar el parque industrial CODEVI y a sus 19 mil trabajadores haitianos, como también a una parte de  de los habitantes de la ciudad de Dajabón y tendría efectos ecológicos nocivos que afecten la laguna de Saladilla una de las principales humedales de República Dominicana.

“El gobierno dominicano se ha visto obligado a tomar medidas contundentes como el cierre de la frontera con el vecino país para garantizar la seguridad nacional y proteger nuestros ríos, medioambiente y producción agrícola” agregó.

En ese orden el presidente puntualizó que no existe ninguna intención de confrontación con el pueblo haitiano pero que si enfrentan a los actores incontrolables que mantienen la inseguridad en Haití por sus intereses particulares y que ahora conspiran también contra la seguridad de su gobierno y  de sus recursos hídricos.

“El problema de Haití ya no está en Haití, está en manos de la comunidad internacional” señaló.

Por esta razón respaldó  firmemente la postura del presidente de los Estados Unidos Joe Biden orientada a que el Consejo de Seguridad debe autorizar de forma urgente la misión de seguridad respaldada por la ONU.

spot_imgspot_imgspot_img

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias en tu casilla de email.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Anuncio -

Más popular