La plataforma de criptomonedas FTX se declara en bancarrota y su jefe dimite

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

La plataforma de criptomonedas FTX anunció hoy que ha pedido acogerse al proceso de bancarrota en Estados Unidos y que su fundador y máximo responsable, Sam Bankman-Fried, ha dimitido.

La decisión confirma el colapso total de esta plataforma, una de las más importantes del sector, que llegó a estar valorada en 32.000 millones de dólares y que en los últimos días se ha venido abajo por falta de liquidez y con los usuarios apresurándose a retirar sus fondos.

En un comunicado, FTX aseguró que la declaración de bancarrota es la medida adecuada para gestionar los activos de la compañía y proteger los intereses de sus accionistas.

Plataforma cripto FTX usó fondos de sus clientes para inversiones arriesgadas

La plataforma de criptomonedas FTX usó miles de millones de dólares depositados por sus clientes para financiar arriesgadas inversiones, según confirmó este jueves una fuente al diario The Wall Street Journal.

FTX, según esa fuente, prestó el dinero a su firma de inversiones, Alameda Research, que lo usó en agresivas operaciones y que ahora debe a la plataforma unos 10.000 millones de dólares.

La crisis de FTX se desató a finales de la semana pasada cuando muchos usuarios corrieron a retirar su dinero de la plataforma tras varias informaciones que empezaron a poner en duda su solvencia y esta no pudo satisfacer las solicitudes de fondos.

El lunes, el fundador de FTX, Sam Bankman-Fried, aseguró en Twitter que la firma tenía capital suficiente para cubrir los depósitos de sus clientes y garantizó que estos activos no se invertían, pero luego borró el mensaje.

La situación de FTX se complicó aún más el miércoles, cuando Binance -la principal plataforma de intercambio de monedas del mundo- anunció que retiraba la oferta de compra que había anunciado un día antes, cuando se había ofrecido a acudir en apoyo de su rival.

“Nuestra intención en un principio fue la de apoyar a los clientes de FTX en su búsqueda de liquidez, pero el asunto escapa a nuestro control y nuestra capacidad de ayuda”, señaló Binance en un comunicado.

El movimiento provocó un nuevo desplome del FTT, el activo digital de FTX, y fuertes caídas en todo el mercado de criptomonedas.

Este jueves, Bankman-Fried pidió disculpas y admitió que cometió errores a la hora de calcular los niveles de liquidez que eran necesarios, así como a la hora de dar explicaciones sobre la situación de la plataforma una vez que se desató la crisis.

El multimillonario, de 30 años, está haciendo todo lo posible para obtener liquidez y mantiene conversaciones para ello con varias partes.

Bankman-Fried insistió en que el dinero irá en primer lugar para los clientes de FTX y, solo una vez que se hayan cubierto sus necesidades, para inversores y empleados de la firma.

En privado, el fundador de FTX reconoció que sin una inyección de capital la plataforma se encamina a la quiebra, según medios financieros.

En los últimos años, Bankman-Fried se había convertido en una de las figuras más conocidas de este sector y había aparecido en portadas de numerosos medios económicos como uno de los grandes rostros del mundo de las criptomonedas.

FTX, que opera desde Bahamas y este año llegó a estar valorada en 32.000 millones de dólares, se había erigido por su parte en uno de los actores más importantes de este mercado.

Aunque por ahora no hay cifras claras, algunas fuentes apuntan que el agujero financiero de la plataforma puede ascender a unos 8.000 millones de dólares.

spot_imgspot_imgspot_img
ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Anuncio -
Google search engine

Más popular