martes, mayo 28, 2024

Lula, persona “non grata” para Israel

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Nuevo choque en las ya deterioradas relaciones entre Brasil e Israel. El Estado de mayoría judía declaró persona “non grata” al presidente Luiz Inácio Lula da Silva y no será bienvenido en el país hasta que se retracte de sus recientes declaraciones.

La ira del Gobierno israelí se desató luego de que el mandatario del gigante sudamericano comparara la actual guerra en Gaza con el Holocausto, en la Segunda Guerra Mundial.

“No olvidaremos ni perdonaremos. Es un grave ataque antisemita. En mi nombre y en el nombre de los ciudadanos de Israel, dígale al presidente Lula que es persona non grata en Israel hasta que se retracte”, señaló el ministro de Asuntos Exteriores, Israel Katz, al embajador de Brasil, a quien expresó su fuerte protesta.

“Esta mañana convoqué al embajador de Brasil en Israel al Museo del Holocausto, el lugar que atestigua más que cualquier otra cosa lo que los nazis y Hitler hicieron a los judíos, incluidos miembros de mi familia”, detalló Katz.

Las polémicas declaraciones de Lula tuvieron lugar el domingo 18 de febrero, durante la 37ª cumbre de la Unión Africana, en Etiopía. Un encuentro en el que los participantes condenaron la ofensiva militar.

Israel lanzó sus embestidas por tierra y aire contra el enclave desde el pasado octubre, tras el ataque de Hamás que dejó alrededor de 1.200 personas muertas.

Pero la respuesta de las tropas de Netanyahu deja más de 29.000 víctimas mortales, la gran mayoría civiles, según cifras del Ministerio de Salud local.

La magnitud de muertes puede aumentar considerablemente debido a que las tropas amenazan con una incursión terrestre en la ciudad de Rafah, donde se encuentra la mayoría de los internamente desplazados.

“Lo que está ocurriendo en la Franja de Gaza no es una guerra, es un genocidio, no es una guerra de soldados contra soldados, es una guerra entre un Ejército muy preparado y mujeres y niños (…) Ya sucedió cuando Hitler decidió matar a los judíos”, aseguró Lula en medio de las declaraciones que elevan la tensión entre los dos países.

Para las autoridades israelíes, Lula se extralimitó en sus afirmaciones.

El canciller de Israel agregó que los comentarios del presidente brasileño fueron “vergonzosos y serios”, mientras el primer ministro Benjamin Netanyahu aseguró que las palabras del mandatario “trivializaron el Holocausto y cruzaron una línea roja”.

Además, acusó a Lula de ser un “antisemita virulento”.

Brasil e Israel, una relación deteriorada

Desde que el dos veces presidente de Brasil volvió al poder, el 1 de enero de 2023, las relaciones entre esa nación e Israel se han deteriorado, justamente por el cuestionado trato del Gobierno israelí a los palestinos.

Se trata de un giro a los lazos que había fortalecido su antecesor con ese país, el ultraderechista Jair Bolsonaro, que, incluso, aseguró que trasladaría la embajada del país a la disputada Jerusalén, aunque no cumplió esa promesa.

Entre otras acciones, y pocos días después de retornar al Ejecutivo, Lula reprochó la visita del ultranacionalista ministro de Seguridad, Itamar Ben Gvir, a la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén. Un hecho considerado como una provocación a los palestinos, ya que según el status quo vigente desde 1967, el recinto está reservado exclusivamente al culto de musulmanes, mientras que los judíos solo pueden entrar como visitantes. Su presencia allí desató fuertes protestas.

Entonces, Lula también remarcó que está comprometido con la formación de dos Estados: uno israelí, que ya existe, y el palestino, que desde hace décadas reclama la otra parte.

Lula se suma a otros presidentes latinoamericanos críticos sobre la guerra en Gaza

Esta no es la primera vez que un jefe de Estado latinoamericano lanza fuertes reproches a la nación de mayoría judía por la sangrienta incursión en Gaza.

La acción más trascendental ha sido la del Gobierno de Bolivia, que se convirtió en el primero de la región en romper relaciones con Israel por su ofensiva en la sitiada franja de tierra.

La decisión fue tomada en “repudio y condena a la agresiva y desproporcionada ofensiva militar israelí”, confirmó entonces el vicecanciller, Freddy Mamani.

El pasado octubre, el presidente de ColombiaGustavo Petro, también desató la furia de Israel y una tensión diplomática, inédita entre los dos gobiernos.

Todo empezó cuando Petro calificó de “barbarie” un bombardeo-entonces adjudicado a Israel, que posteriormente responsabilizó a Hamás-contra el hospital bautista Al-Ahli, en Gaza, que dejó cientos de muertos. Como respuesta, Israel anunció, incluso, la suspensión de las exportaciones de material de seguridad a Colombia.

Petro, sin embargo, dejó claro que no se retractaría de ninguna de sus declaraciones.

Foto de archivo-El presidente de Chile, Gabriel Boric (centro), junto al presidente de Colombia, Gustavo Petro (derecha), y el presidente de Bolivia, Luis Arce, durante una ceremonia para conmemorar el 50 aniversario del golpe militar de 1973 que derrocó al gobierno del fallecido presidente Salvador Allende, en el palacio presidencial de La Moneda en Santiago.
El presidente de Chile, Gabriel Boric (centro), junto al presidente de Colombia, Gustavo Petro (derecha), y el presidente de Bolivia, Luis Arce, durante una ceremonia para conmemorar el 50 aniversario del golpe militar de 1973 que derrocó al gobierno del fallecido presidente Salvador Allende, en el palacio presidencial de La Moneda en Santiago.

En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador también refutó los ataques israelíes contra los palestinos. Sin embargo, subrayó que no pretende romper relaciones con el Gobierno de Netanyahu.

El presidente de ChileGabriel Boric, también se sumó a la condena de la izquierda latinoamericana por lo que ocurre en el asediado territorio. Su Gobierno convocó al embajador israelí y el mandatario denunció los asaltos como una respuesta “desproporcionada”.

Israel arremete contra todo aquel que se atreva a condenar sus acciones, al tiempo que no detiene sus objetivos declarados en Gaza. Todo pese a que crece la condena internacional.

En los últimos días, las voces de rechazo también han llegado desde los gobiernos de Canadá, Australia, Nueva Zelanda e, incluso, su aliado Estados Unidos, que empieza a matizar su posición frente al conflicto.

spot_imgspot_imgspot_img

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias en tu casilla de email.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Anuncio -

Más popular