lunes, julio 22, 2024

Mounjaro supera a Ozempic para bajar de peso

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Mounjaro supera a Ozempic en ayudar a las personas a perder peso, muestra un estudio reciente.

Las personas que tomaron tirzepatida (Mounjaro, Zepbound) perdieron significativamente más libras que las que tomaron semaglutida (Ozempic, Wegovy), reportaron los investigadores en la edición del 8 de julio de la revista JAMA Internal Medicine.

“Los individuos con sobrepeso u obesidad tratados con tirzepatida eran significativamente más propensos a lograr una pérdida de peso clínicamente significativa y mayores reducciones en el peso corporal en comparación con los tratados con semaglutida”, concluyó el equipo de investigación dirigido por el Dr. Nicholas Stucky, vicepresidente de investigación de Truveta Inc., un colectivo de investigación médica.

En el estudio, los investigadores siguieron a más de 18,000 personas con sobrepeso y obesidad a las que se les recetó cualquiera de los dos medicamentos para ayudar a controlar su diabetes tipo 2 entre mayo de 2022 y septiembre de 2023.

Ambos medicamentos se desarrollaron inicialmente como medicamentos para la diabetes tipo 2, pero luego se aprobaron para su uso en la pérdida de peso.

Los resultados muestran que ambos fármacos son efectivos para promover cierta pérdida de peso. Casi un 82 por ciento de los pacientes que tomaban Mounjaro perdieron un 5 por ciento o más de su peso corporal, en comparación con casi un 67 por ciento de los que tomaban Ozempic, encontraron los investigadores.

Sin embargo, los usuarios de Mounjaro eran más propensos a lograr un mayor aumento de peso. Alrededor de un 42 por ciento de los pacientes con Mounjaro perdieron un 15 por ciento o más de su peso corporal, en comparación con alrededor de un 18 por ciento de los que tomaron Ozempic.

En general, los pacientes que tomaban Mounjaro tenían un 76% más de probabilidades que los que tomaban Ozempic de perder un 5% o más de su peso corporal; 2,5 veces más probabilidades de perder el 10% o más de su peso corporal; y 3.2 veces más probabilidades de perder un 15% o más de su peso corporal, según muestran los resultados.

Los pacientes de Mounjaro también experimentaron mayores reducciones en el peso corporal a lo largo de su primer año con el medicamento, añadieron los investigadores.

Después de tres meses, los pacientes de Mounjaro habían perdido alrededor del 6% de su peso corporal, en comparación con menos del 4% de los pacientes de Ozempic. La diferencia fue del 10% frente al 6% a los seis meses, y del 15% al 8% al año.

Ambos medicamentos actúan imitando los efectos de la hormona intestinal GLP-1, que desempeña un papel en el mantenimiento de los niveles estables de azúcar en la sangre. Esta acción también ralentiza la digestión y aumenta la saciedad.

Sin embargo, Mounjaro también estimula una segunda hormona intestinal llamada GIP, lo que podría explicar los efectos potenciados encontrados en este estudio.

spot_imgspot_imgspot_img

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias en tu casilla de email.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Anuncio -

Más popular