viernes, junio 14, 2024

ONU denuncia acosos y detenciones de sus empleadas afganas

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

VOA.-Algunas mujeres afganas que trabajan para Naciones Unidas han sido detenidas, acosadas y se les ha restringido el movimiento desde que los talibanes impidieron que trabajen para el organismo mundial, dijo la ONU este martes.

Los gobernantes afganos comunicaron a la ONU a principios del mes pasado que las afganas empleadas en la misión no podían presentarse a trabajar.

“Esta es la más reciente de una serie de medidas discriminatorias, e ilegales, aplicadas por las autoridades de facto con el objetivo de restringir severamente la participación de las mujeres y las niñas en la mayoría de los ámbitos de la vida pública y cotidiana en Afganistán”, dijo la ONU en un reporte sobre la situación de los derechos humanos en el país.

Las autoridades talibanas han seguido reprimiendo las voces disidentes este año, especialmente las de quienes denuncian aspectos relacionados con los derechos de las mujeres y las niñas, agregó el informe.

El reporte de la ONU citó la detención en marzo de cuatro mujeres, que quedaron en libertad un día después, tras una protesta para exigir acceso a la educación y al mercado laboral en la capital, Kabul, así como la de Matiullah Wesa, director de PenPath, una organización de la sociedad civil que aboga por la reapertura de las escuelas femeninas.
Además, destacó el arresto de Parisa Mobariz, una activista por los derechos de las mujeres, y de su hermano en febrero en Takhar, una provincia del norte del país.

Varios activistas de la sociedad civil han quedado libres, supuestamente sin cargos, tras largos períodos de detención arbitraria por los servicios de inteligencia talibanes, agregó el informe.

Estas medidas tendrán efectos desastrosos sobre las perspectivas de prosperidad, estabilidad y paz del país, indicó la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán, UNAMA, en su documento.

UNAMA

“La UNAMA está preocupada por las crecientes restricciones en el espacio cívico en Afganistán”, declaró Fiona Frazer, jefa de derechos humanos de la agencia.

Los talibanes han prohibido que las niñas acudan a la escuela más allá del sexto grado y restringieron la participación de las mujeres en el mercado laboral y la vida pública. En diciembre, les prohibieron trabajar en organizaciones locales y no gubernamentales, una medida que entonces no se aplicó a las oficinas de la ONU.

El informe hizo mención también a los asesinatos extrajudiciales de personas afiliadas al antiguo gobierno. El 5 de marzo en Kandahar, en el sur del país, las fuerzas talibanes detuvieron en su casa a un expolicía y lo mataron a tiros, de acuerdo con el documento.

Ese mismo mes, en Balkh, en el norte, un exfuncionario militar fue asesinado por hombres armados desconocidos en su casa, agregó.

“A lo largo de febrero, marzo y abril se produjeron también detenciones y encarcelamientos arbitrarios de exfuncionarios del gobierno y miembros de las Fuerzas de Nacionales de Seguridad y Defensa de Afganistán”, dijo la nota.

En un reporte independiente publicado el lunes, la ONU criticó fuertemente a los talibanes por ejecuciones, latigazos y lapidaciones en público desde que tomaron el poder y pidió que pongan fin a estas prácticas.

Solo en los seis últimos meses, 274 hombres, 58 mujeres y dos niños fueron azotados públicamente en el país, agregó el informe.

El Ministerio de Relaciones Exteriores talibán respondió que las leyes afganas se determinan de acuerdo con las normas y preceptos islámicos, y que la inmensa mayoría de los ciudadanos las cumplen.

spot_imgspot_imgspot_img

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias en tu casilla de email.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Anuncio -

Más popular