5 consejos para prevenir el Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer concierne millones de personas alrededor del mundo y los expertos prevén que el número de personas enfermas se triplicará en las próximas décadas. Aunque existen muchos factores, como la genética o la herencia familiar, sobre los cuales no se puede actuar, es posible prevenir y retrasar el Alzheimer con algunas pautas aquí te compartimos algunas:

1. Eliminar las grasas saturadas y trans de la dieta
Se ha establecido científicamente una relación entre el consumo de las grasas saturadas y trans y la enfermedad de Alzheimer. Así que es esencial eliminarlas de nuestra alimentación o por lo menos, reducirlas al máximo. Se encuentran en la carne, los productos lácteos y los snacks como las patatas fritas. Puedes sustituir estos alimentos por verduras, legumbres, frutas y alimentos integrales, ya que proporcionan macronutrientes pero sin grasas indeseables.

2. Consumir vitamina E
Tomar grandes cantidades de vitamina E disminuye el riesgo de desarrollar Alzheimer. Esta vitamina se encuentra en los suplementos pero no tiene para nada la misma potencia que la que viene directamente de la comida. Por eso, hay que añadir semillas, nueces, verduras de hojas verdes y alimentos integrales a su rutina diaria.

3. Moverse
También es esencial incluir ejercicios aeróbicos en la rutina diaria. Por ejemplo, andar rápido durante 40 minutos al día, 3 veces a la semana. Tener una actividad de este tipo permite reducir la atrofia del cerebro y mejorar la memoria y otras funciones cognitivas.

4. Dormir
Con nuestras vidas estresantes, no tenemos siempre la posibilidad de descansar lo suficiente. Sin embargo, es muy importante mantener una rutina de sueño y dormir 7-8 horas cada noche. Además, hay que tratar cualquier trastorno que pueda afectar el sueño.

5. Ejercitar
Ejercitar el cuerpo es algo fantástico, pero no hay que olvidar el cerebro. Este también se puede ejercitar. Por ejemplo, puedes elegir una actividad que implique aprender algo nuevo o practicar la lectura.

Aunque la edad es el principal factor de riesgo para desarrollar Alzheimer, esta enfermedad no es una consecuencia inevitable de envejecer. La mayoría de gente desconoce que existen hábitos de vida que pueden ayudar a prevenirla.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Anuncio -
Google search engine

Más popular