Crean solución para personas con problemas de vejiga: una app y un implante son protagonistas

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Un avance médico promete cambiar la vida de millones de personas que sufren de disfunciones de vejiga, gracias al desarrollo de una tecnología creada por un equipo de científicos. Este proyecto combina un implante suave y flexible con una aplicación móvil para monitorear y controlar el funcionamiento de la vejiga de manera remota y en tiempo real.

Este sistema fue ideado por investigadores de la Universidad de Northwestern y ofrece una solución integral para aquellos que padecen problemas de control del llenado de la vejiga debido a enfermedades como la espina bífida o daños en los nervios vesicales a causa de intervenciones quirúrgicas.

El implante, probado con éxito en estudios con animales durante varias semanas, es un pequeño dispositivo blando que se adhiere a la pared de la vejiga sin necesidad de pilas. Este implante está equipado con sensores que detectan el nivel de llenado de la vejiga y transmiten los datos de manera inalámbrica y simultánea a una aplicación de teléfono inteligente.

Cómo funciona esta tecnología para el funcionamiento de la vejiga

Uno de los aspectos más destacados de este sistema es su capacidad para proporcionar mediciones precisas y en tiempo real del llenado y vaciado de la vejiga durante períodos prolongados. Esto significa que los usuarios pueden monitorear su función vesical de manera continua, lo que les permite tomar decisiones informadas sobre su salud y bienestar.

La aplicación móvil asociada al implante permite a los usuarios controlar el llenado de la vejiga en tiempo real, lo que les brinda un mayor control sobre su condición y les ayuda a gestionar mejor su día a día. Además, al usar tecnología Bluetooth integrada en el dispositivo es más fácil la transmisión de datos a profesionales médicos, lo que les permite supervisar a sus pacientes de forma remota y continua.

El doctor Guillermo Ameer, uno de los investigadores líderes del estudio, destaca la importancia de esta tecnología para aquellos que han perdido la sensibilidad en sus nervios vesicales debido a condiciones médicas o intervenciones quirúrgicas.

“Si los nervios de la vejiga resultan dañados por una intervención quirúrgica o una enfermedad como la espina bífida, el paciente suele perder la sensibilidad y no es consciente de que su vejiga está llena”, aseguró.

El funcionamiento del dispositivo se basa en un conjunto de sensores que miden la tensión en la vejiga a medida que se va llenando. Estos sensores están diseñados para expandirse junto con el órgano, sin imponer ninguna restricción mecánica a sus movimientos naturales de llenado y vaciado.

spot_imgspot_imgspot_img

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias en tu casilla de email.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Anuncio -

Más popular