lunes, junio 24, 2024

España, tercer país de la OTAN que menos porcentaje de PIB dedicó a defensa en 2023

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

España destinó al gasto militar el 1.24% de su Producto Interno Bruto en 2023, lo que lo sitúa como el tercer país de la OTAN que menos proporción de su PIB invirtió en defensa el año pasado, según los datos provisionales publicados este jueves por la Alianza.

Solo Bélgica (1.21%) y Luxemburgo (1.01%) invirtieron en las fuerzas armadas un menor porcentaje de PIB en 2023.

Los datos sobre 2023 para España suponen un avance frente a 2022, cuando destinó al ejército el 1.16% del Producto Interno Bruto.

El informe anual de la OTAN, con cifras estimadas de gasto en defensa para 2023, apunta a que los aliados europeos y Canadá invirtieron el 1.80% de su PIB en defensa ese año, por encima del 1.66% de 2022.

En la cumbre de líderes de la OTAN celebrada en Gales en 2014 se acordó que los miembros de la organización debían avanzar para destinar el 2% de su PIB al gasto militar en 2024.

En la reunión celebrada en Vilna el año pasado, los mandatarios de los países aliados actualizaron ese objetivo y se comprometieron a destinar al menos el 2% del Producto Interno Bruto a las fuerzas armadas. De ese modo, el 2% se convertía en un mínimo.

En la presentación del informe, el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, confió en que en 2024 los aliados en Europa inviertan por primera vez un total de US$470,000 millones (€429,504,8 millones) en defensa, lo que equivale al 2% de su PIB combinado.

Este año, dos tercios de nuestros aliados cumplirán el objetivo del 2%, frente a solo tres aliados en 2014, cuando acordamos el compromiso de desinversión en defensa.

Según los cálculos de la Alianza, once de los treinta países que en 2023 pertenecían a la OTAN y tenían ejército alcanzaron o superaron el 2% (Islandia no tiene un ejército permanente y Suecia ha entrado en la Alianza este 2024).

Fue el caso de Polonia, Estados Unidos, Grecia, Estonia, Lituania, Finlandia, Letonia, Reino Unido, Hungría, Eslovaquia y Dinamarca.

El informe de la OTAN señala que a principios de 2024 eran ya dieciocho los aliados que llegaban al 2% o lo superaban. En 2014 solo tres países cumplían con la meta de gasto.

España, por su parte, no espera destinar el 2% de su producto interior bruto a la defensa hasta 2029.

El documento de la OTAN también detalla que los aliados europeos y Canadá incrementaron por noveno año consecutivo su gasto militar, que creció un 11% en términos reales entre 2022 y 2023.

En términos absolutos, España invirtió en Defensa el año pasado €15.157 millones, por encima de los €13.831 millones destinados en 2022.

Por lo que respecta a la proporción del gasto de defensa invertida en equipos militares, España cumple el objetivo marcado de llegar al menos al 20% y alcanzó en 2023 el 28.1%.

Veintiocho Estados miembros de la OTAN cumplieron con el objetivo del 20% el año pasado.

Estados Unidos, el aliado que más dinero gasta en Defensa en términos absolutos (US$703.902 millones o €643.253,8 millones), destinó el año pasado el 3.24% de su PIB a la inversión militar.

En total, la Alianza Atlántica calcula que la inversión en Defensa en 2023 fue de US$1.073 billones (€980,550,32 millones), de los que solo US$369,898 millones (€338,027,59 millones) correspondieron a Canadá y los aliados europeos.

Stoltenberg también comunicó hoy datos de la última encuesta realizada sobre el apoyo ciudadano a la OTAN y destacó que, si celebrara hoy una votación, “una abrumadora mayoría de ciudadanos de todos los países aliados votaría a favor de la OTAN”.

“Por ejemplo, en Estados Unidos, sólo el 13% votaría en contra y más del 80% de nuestros ciudadanos cree que Norteamérica y Europa deben seguir trabajando juntas por nuestra seguridad compartida”, indicó.

spot_imgspot_imgspot_img

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias en tu casilla de email.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Anuncio -

Más popular