martes, julio 23, 2024

México coloca pedazos del muro de Berlín cerca de frontera con EEUU

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Voz de América. – Mientras el gobierno de Estados Unidos construía su más reciente tramo de cercado fronterizo, México mandó su propio mensaje al colocar restos del muro de Berlín a unos pasos de distancia.

Un poroso tramo de 3 toneladas de concreto yace entre una plaza de toros, un faro y el muro fronterizo, el cual se extiende hasta el océano Pacífico.

“Que sea esto una enseñanza para construir una sociedad que derriba muros y construye puentes de solidaridad y entendimiento, buscando siempre el bien común, la justicia social, la libertad y el hermanamiento,” se lee bajo la reliquia de la Guerra Fría, una frase atribuida a la alcaldesa de Tijuana Montserrat Caballero bajo el título: “Un Mundo Sin Muros.”

Para Caballero, al igual que los 2 millones de habitantes de Tijuana, el muro fronterizo con Estados Unidos es algo personal como político, es parte de una esencia de la ciudad… y de la vida. Ella misma se considera una migrante luego de haber tenido que mudarse desde la ciudad de Oaxaca, en el sur de México, junto a su madre cuando tenía 2 años de edad, huyendo del “círculo vicioso de la pobreza, de los golpes y del analfabetismo”.

La instalación se inauguró el 13 de agosto en una ceremonia con Caballero y Marcelo Ebrard, el ex secretario de Relaciones Exteriores que ahora es uno de los principales precandidatos a la presidencia.

Caballero, de 41 años, está casada con un iraní que se convirtió en ciudadano estadounidense y vive en Estados Unidos. Ella y su hijo de 9 años solían cruzar la frontera entre Tijuana y San Diego.

Desde junio pasado, Caballero ha vivido en un cuartel militar de Tijuana ante el argumento de que tomó medidas ante las amenazas creíbles en su contra que funcionarios de inteligencia estadounidenses le hicieron notar y bajo la recomendación del gobierno federal mexicano. Semanas atrás, su guardaespaldas sobrevivió a un intento de asesinato.

Caballero dijo que no sabe quién quiere matarla, pero sospecha de represalias tras incautar armas a criminales violentos que asedian a su ciudad.

En todo el mundo hay pedazos del muro de Berlín tras su caída en 1989, pues ha habido coleccionistas que los han colocado en hoteles, escuelas, estaciones de tránsito y parques. Marcus Cline, quien hace comerciales y otras producciones digitales en Los Ángeles, necesitaba un lugar para sus objetos y encontró una aliada en la alcaldesa de Tijuana.

“¿Qué sucede en Tijuana particularmente?” se preguntó Caballero. “¿Cuántas familias han dejado sangre, esfuerzo y su propia vida por cruzar el muro? El conflicto social y político es distinto a lo relacionado con el muro de Berlín, pero es un muro a fin de cuentas. Y un muro siempre va a ser una esfinge que divide y que sangra las naciones”.

spot_imgspot_imgspot_img

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias en tu casilla de email.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Anuncio -

Más popular