Nuevo estudio revela que vapear podría aumentar el riesgo de insuficiencia cardíaca

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Un nuevo estudio encuentra que vapear aumenta las probabilidades de insuficiencia cardíaca de las personas.

“Cada vez hay más estudios que vinculan a los cigarrillos electrónicos con efectos nocivos y encuentran que quizá no sean tan seguros como se pensaba”, señaló el autor principal del estudio, el Dr. Yakubu Bene-Alhasan, médico residente de MedStar Health, en Baltimore. “La diferencia que vimos fue sustancial. Vale la pena considerar las consecuencias para su salud, especialmente con respecto a la salud del corazón”.

Según la información de respaldo de un comunicado de prensa del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology, ACC), la insuficiencia cardiaca afecta actualmente a más de 6 millones de estadounidenses. La enfermedad a menudo puede aparecer después de un ataque cardíaco e implica un debilitamiento del corazón para que ya no pueda bombear sangre de manera efectiva. La insuficiencia cardíaca puede ser incapacitante y llevar a la hospitalización y la muerte.

El nuevo estudio se presentará el domingo en la reunión anual del ACC en Atlanta. Se estima que entre el 5% y el 10% de los adolescentes y adultos ahora vapean, y muchos se vuelven adictos a la nicotina de los cigarrillos electrónicos.

En la investigación, Bene-Alhasan y sus colaboradores revisaron una base de datos nacional de salud de EE. UU. para comparar el uso de cigarrillos electrónicos y cualquier diagnóstico de insuficiencia cardiaca en casi 176,000 adultos.

Las personas tenían una edad promedio de 52 años, el 60.5% eran mujeres y poco más de 3,240 participantes desarrollaron enfermedades cardíacas durante un período de seguimiento de poco menos de cuatro años.

Las personas que vapeaban tenían un 19 por ciento más de probabilidades de recibir un diagnóstico de insuficiencia cardiaca que las que no lo hacían, reportó el equipo de Baltimore. Eso siguió siendo cierto incluso después de que tomaron en cuenta otros factores de riesgo de enfermedad cardiaca y el uso de otras sustancias, como el tabaco o el alcohol.

El efecto parecía específico de un tipo particular de insuficiencia cardíaca, conocida como insuficiencia cardíaca con fracción de eyección preservada (HFpEF). En esta afección, el músculo cardíaco se endurece para que el corazón no se llene de sangre como debería entre las contracciones. Los autores señalan que las tasas de ICFEP han aumentado en los últimos años.

“Creo que esta investigación debería haberse llevado a cabo hace mucho tiempo, sobre todo teniendo en cuenta lo mucho que los cigarrillos electrónicos han ganado terreno”, dijo Bene-Alhasan. “No queremos esperar demasiado tiempo para descubrir eventualmente que podría ser dañino, y para ese momento es posible que ya se haya hecho mucho daño. Con más investigación, podremos descubrir mucho más sobre las posibles consecuencias para la salud y mejorar la información que se ofrece al público”.

Los investigadores anotaron que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. no recomiendan el vapeo como medio para dejar de fumar. En cambio, la agencia aconseja una combinación de asesoramiento para dejar de fumar y medicamentos como la mejor manera de dejar el hábito.

Debido a que estos hallazgos se presentaron en una reunión médica, deben considerarse preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

spot_imgspot_imgspot_img

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias en tu casilla de email.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Anuncio -

Más popular