martes, julio 23, 2024

Rusia volvió a amenazar a las potencias occidentales por su apoyo a Ucrania: “Juegan con fuego”

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

REDACCIÓN.- Las potencias occidentales “juegan con fuego” con la reciente luz verde de Estados Unidos para futuras entregas a Ucrania de aviones de combate F-16, amenazó el domingo el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.

“Es jugar con fuego. No cabe ninguna duda”, declaró Lavrov en una entrevista en la televisión rusa, un extracto de la cual fue difundido en las redes sociales del periodista que lo interrogó. Y agregó: “Es una escalada inaceptable llevada a cabo por Washington, Londres y sus satélites dentro de la UE (Unión Europea) que quieren debilitar a Rusia”.

Según él, a través del suministro de armamento moderno a Kiev, los occidentales quieren “infligir (a Moscú) una derrota estratégica” y “desmembrar” Rusia, una retórica utilizada regularmente por los dirigentes rusos.

Los aliados de Kiev se habían negado durante más de un año a suministrar aviones de combate al ejército ucraniano por temor a una escalada del conflicto, pero Estados Unidos finalmente autorizó el 19 de mayo la entrega de estos F-S16 que Kiev reclamaba incansablemente.

Esto representa un punto de inflexión importante en el apoyo occidental a Ucrania, cuyo presidente, Volodymyr Zelensky, calificó la decisión de “histórica”.

Ucrania deseaba disponer de estos aviones occidentales para contrarrestar la potencia aérea rusa, en momentos en que Kiev dice estar terminando los  preparativos de una contraofensiva.

Según el presidente estadounidense Joe Biden, Zelensky “le aseguró categóricamente” que estos aviones de combate no atacarían el territorio ruso, condición para que las potencias occidentales envíen de equipos a Ucrania.

Las potencias occidentales “juegan con fuego” con la reciente luz verde de Estados Unidos para futuras entregas a Ucrania de aviones de combate F-16, amenazó el domingo el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.

“Es jugar con fuego. No cabe ninguna duda”, declaró Lavrov en una entrevista en la televisión rusa, un extracto de la cual fue difundido en las redes sociales del periodista que lo interrogó. Y agregó: “Es una escalada inaceptable llevada a cabo por Washington, Londres y sus satélites dentro de la UE (Unión Europea) que quieren debilitar a Rusia”.

Según él, a través del suministro de armamento moderno a Kiev, los occidentales quieren “infligir (a Moscú) una derrota estratégica” y “desmembrar” Rusia, una retórica utilizada regularmente por los dirigentes rusos.

Los aliados de Kiev se habían negado durante más de un año a suministrar aviones de combate al ejército ucraniano por temor a una escalada del conflicto, pero Estados Unidos finalmente autorizó el 19 de mayo la entrega de estos F-S16 que Kiev reclamaba incansablemente.

Esto representa un punto de inflexión importante en el apoyo occidental a Ucrania, cuyo presidente, Volodymyr Zelensky, calificó la decisión de “histórica”.

Ucrania deseaba disponer de estos aviones occidentales para contrarrestar la potencia aérea rusa, en momentos en que Kiev dice estar terminando los  preparativos de una contraofensiva.

Según el presidente estadounidense Joe Biden, Zelensky “le aseguró categóricamente” que estos aviones de combate no atacarían el territorio ruso, condición para que las potencias occidentales envíen de equipos a Ucrania.

spot_imgspot_imgspot_img

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias en tu casilla de email.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Anuncio -

Más popular