Empleados Central Romana niegan ser maltratados

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

REPÚBLICA DOMINICANA (Santo Domingo).- Los trabajadores cañeros del Central Romana reaccionan sorprendido y con preocupación ante la suspensión de exportación de azúcar que hizo Estados Unidos por supuesto maltrato laboral. 

Los cañeros niegan que los patrones los maltraten. 

La sanción que impuso el Gobierno de los Estados Unidos a la empresa Central Romana Corporation mantiene asombrado a los empleados que trabajan en ese ingenio azucarero. 

El encargado de negocios, Robert Thomas, que es el embajador interino de Estados Unidos en República Dominicana dice que le vienen dando seguimiento a esa industria, según él es reincidente y ya la habían advertido. 

Al oír eso los trabajadores no entienden de donde sale el informe. 

A los cañeros les preocupa que vayan a cerrar o paralizar la producción del azúcar del Central Romana, porque si se frena no hay dinero y en el peor de los casos quedar sin empleo. 

 Y es que no sólo los empleados están asustados, sino los negocios cercanos, los vendedores informales y otros que de manera indirectas se benefician de las operaciones de la industria de la caña. 

El Central Romana sólo ha emitido un escueto comunicado que niegan las acusaciones de los Estados Unidos, pero tampoco el Gobierno Dominicano se ha referido al tema. 

Todo eso coincide con la queja formal de la República Dominicana por informe de discriminación racial del país norteamericano. 

 

spot_imgspot_imgspot_img
ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Anuncio -
Google search engine

Más popular