Trabajadores de OpenAI piden el regreso de Sam Altman como CEO de la compañía

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Luego de que la junta de OpenAI decidiera el despido de Sam Altman y su cese en el cargo como CEO de la compañía pues “ya no tiene confianza en su capacidad de seguir liderando a la empresa”, un grupo extenso conformado por 505 de los 700 trabajadores de diversas áreas de la compañía enviaron una carta a los ejecutivos para exigir dos cosas: su renuncia como líderes y el regreso del (por ahora) ex CEO.

El texto, que fue firmado por todos los trabajadores, incluye que también regrese Greg Brockman como presidente de la empresa luego de que él renunciara a causa del proceso de despido de Altman. En caso contrario, amenazaron con renundiar para ingresar como trabajadores a Microsoft, dejando así a OpenAI con 195, lo que representa una reducción superior al 72% y una crisis en el funcionamiento de las múltiples herramientas de inteligencia artificial que posee la compañía.

Según el texto de la carta, los trabajadores acusan a la compañía de realizar un proceso que “pone en peligro todo este trabajo y ha socavado nuestra misión y nuestra empresa”. Además, aseguran que la decisión inicial de despedir a Altman y causar la renuncia de Brockman revela una “conducta clara de no tener la competencia para supervisar las acciones de OpenAI”.

Luego de la recepción del texto de los trabajadores, Ilya Sutskever, co fundador de OpenAI y parte del directorio que despidió al ex CEO, publicó en su cuenta personal de X (antes Twitter) un mensaje en el que aseguraba lamentar sus acciones. “Nunca tuve la intención de dañar OpenAI. Me encanta todo lo que hemos construido juntos y haré todo lo que pueda para reunir la empresa”, indicó.

El documento de los trabajadores de OpenAI también está dirigido al actual CEO de la empresa, Emmett Shear, quien fue nombrado por votación por el directorio para sustituír a Altman y que inicia su gestión en medio de cuestionamientos directos sobre el proceso de su nombramiento.

La carta de la discordia

Para el Consejo de Administración de OpenAI, OpenAI es la empresa líder mundial en IA.

Nosotros, los empleados de OpenAI, hemos desarrollado los mejores modelos y llevado el campo a nuevas fronteras. Nuestro trabajo sobre la seguridad y la gobernanza de la IA da forma a las normas mundiales.

Los productos que hemos creado son utilizados por millones de personas en todo el mundo. Hasta ahora, la empresa para la que trabajamos y a la que apreciamos nunca ha estado en una posición más fuerte.

El proceso a través del cual usted despidió a Sam Altman y retiró a Greg Brockman del consejo ha puesto en peligro todo este trabajo y ha socavado nuestra misión y nuestra empresa. Su conducta ha dejado claro que no tenía la competencia para supervisar OpenAI. Cuando todos nos enteramos inesperadamente de su decisión, el equipo directivo de OpenAI actuó con rapidez para estabilizar la empresa. Escucharon atentamente sus preocupaciones e intentaron cooperar con usted en todos los aspectos. A pesar de las numerosas peticiones de hechos concretos para tus alegaciones, nunca aportaste ninguna prueba por escrito.

Además, cada vez se daban más cuenta de que no eras capaz de desempeñar tus funciones y de que estabas negociando de mala fe. El equipo directivo sugirió que el camino más estable hacia adelante -el que mejor serviría a nuestra misión, empresa, partes interesadas, empleados y público- sería que usted dimitiera y pusiera en marcha un consejo cualificado que pudiera dirigir la empresa con estabilidad.

La dirección trabajó con usted día y noche para encontrar un resultado mutuamente aceptable. Sin embargo, a los dos días de su decisión inicial, volvió a sustituir a la consejera delegada interina Mira Murati en contra de los intereses de la empresa.

También informaste al equipo directivo de que permitir la destrucción de la empresa “sería coherente con la misión”. Tus acciones han dejado claro que eres incapaz de supervisar OpenAI. Somos incapaces de trabajar para o con personas que carecen de competencia, juicio y cuidado por nuestra misión y empleados.

Nosotros, los abajo firmantes, podemos optar por dimitir de OpenAI y unirnos a la recién anunciada filial de Microsoft dirigida por Sam Altman y Greg Brockman. Microsoft nos ha asegurado que hay puestos para todos los empleados de OpenAI en esta nueva filial si decidimos unirnos. Daremos este paso de forma inminente, a menos que todos los miembros actuales del consejo dimitan, y el consejo nombre a dos nuevos directores independientes principales, como Bret Taylor y Will Hurd, y restituya a Sam Altman y Greg Brockman.

spot_imgspot_imgspot_img

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias en tu casilla de email.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Anuncio -
Google search engine

Más popular